El Pacto contra la Pobreza

Propuestas de EAPN ante las elecciones 2015

Ante el grave aumento de la pobreza y la exclusión social, EAPN pide a los partidos políticos candidatos al Gobierno de España lo siguiente:

1. Que los candidatos y candidatas al Gobierno de España firmen un Pacto contra la Pobreza, cuya primera parte consista en un compromiso con cuatro metas principales a concretar durante la próxima legislatura:

1) Reducir, al menos, en un 15% del total de personas que actualmente se encuentran en situación de riesgo de pobreza y exclusión (AROPE) en el territorio de España. 2) Reducir la tasa de riesgo de pobreza y exclusión infantil en, al menos, un 25%. 3) Aumentar la tasa de ocupación en, al menos, un 10%. 4) Reducir el abandono escolar al 10% de la población en edad escolar obligatoria. El progreso en estos cuatro objetivos será evaluado de forma continuada, mediante los indicadores objetivos de EUROSTAT.

2. Que, como primer eje principal del Pacto contra la Pobreza, se aplique el enfoque de Inclusión Activa, con tres pilares compatibles: el acceso al empleo de calidad, el acceso a servicios y prestaciones sociales de calidad y, especialmente, un sistema de Rentas Mínimas que permita que las personas perceptoras se sitúen por encima del umbral de la pobreza (teniendo en cuenta la composición familiar). Para este fin, se deberá:

a. Elaborar un marco estatal de Rentas Mínimas que pueda ser complementado por la mejora y racionalización de las actuales leyes autonómicas para que permitan un nivel de vida digno, estableciéndose dicha base mediante presupuestos familiares de referencia.

b. Dentro de los servicios y prestaciones sociales y con carácter prioritario, implantar una Prestación económica por hijo/a menor de edad, para todas las familias con ingresos en el umbral de la pobreza (60% de la mediana de la renta); ampliación de servicios gratuitos de educación infantil de 0 a 3 años, e implantación de recursos de apoyo escolar a los hijos e hijas en edad escolar obligatoria, a fin de retomar o mantener el proceso formativo y mejorar el éxito escolar.

c. Una estrategia de desarrollo económico productivo e integrador generadora de empleo de calidad que cuente con las políticas de protección como elemento nuclear de impulso económico.

3. Que, como segundo eje principal del Pacto contra la Pobreza, se pongan en funcionamiento políticas de inversión social (atendiendo particularmente a los colectivos más vulnerables y a las personas jóvenes), con tres líneas clave integradas:

a. INVERSIÓN en capital humano, con sistemas de formación, recualificación y capacitación a lo largo de la vida para mejorar la empleabilidad de las personas desempleadas)

b. INNOVACIÓN, apoyando la creación de empleo mediante proyectos innovadores y sostenibles de la economía social y de las Pymes para lograr los objetivos sociales.

c. INCORPORACIÓN, estableciendo mecanismos, verdaderamente eficaces y sencillos, para que las personas que se han visto gravemente afectadas durante la crisis, por la sobreexposición del crédito hipotecario, puedan tener una “segunda oportunidad” y volver a funcionar activamente como ciudadanos/as.

4. Que, como estrategias de carácter transversal de este Pacto contra la Pobreza, para la mejora de la cohesión y el bienestar social y la prevención de la exclusión, se adopten las siguientes medidas:

a. Se revise y se cumpla y mejore la legislación para garantizar la diversidad y la igualdad de trato, estableciendo planes antidiscriminación que se apliquen en toda la administración y se extiendan a la sociedad en su conjunto, atendiendo a la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, en particular a las personas con discapacidad y las minorías étnicas.

b. Que a fin de reducir las desigualdades en materia de salud y sanidad, se revierta la aplicación del decreto ley 16/2812 y se garantice la atención sanitaria universal a todas las personas residentes, dado que la salud es un derecho humano fundamental inalienable.

c. Que el Gobierno dedique más esfuerzo normativo y de recursos en la prevención y detención de desahucios, la erradicación del sinhogarismo y la pobreza energética. En el caso de la vivienda social, con el fomento, por medio de un Plan Estratégico de Vivienda dotado suficientemente, de fondos de vivienda social, especialmente en régimen de alquiler asequible. En cuanto a la pobreza energética, estableciendo mecanismos de control para que las empresas operadoras de servicios públicos esenciales (electricidad, gas, agua, telefonía) no apliquen tarifas que impidan el acceso a las familias con bajos ingresos.

d. Que se reforme la ley 27/2013 sobre la administración local para reconocer los servicios sociales como actores principales del desarrollo y la equidad social a nivel regional y local, y que se asegure su financiación adecuada, dentro de los presupuestos. Multiplicando por diez la dotación del Plan Concertado.

e. Que se gestionen adecuadamente los flujos migratorios, siempre desde un enfoque de Derechos Humanos, consensuando para ello las políticas desde un punto de vista europeo y trabajando en los países de origen, con políticas adecuadas de cooperación, para que migrar se convierta en una opción y no una necesidad, así como que se pongan los recursos necesarios para la gestión adecuada de las personas ya establecidas en nuestro país.

f. Que se haga especial hincapié en las políticas de empleo y formación para el tránsito entre empleos de la población joven española, con el fin de que no tengan que salir de España para lograr un empleo y un sueldo dignos con los que llevar una vida digna y de calidad.

5. Que, como segunda parte del Pacto contra la Pobreza, referida a la Transparencia y la Rendición de cuentas, se establezca que:

a. Se organice una comisión en el Parlamento que estudie y verifique cada propuesta legislativa y, en particular, los presupuestos, para que respondan a dichos objetivos de reducción de la pobreza y de defensa de los Derechos Fundamentales.

b. Toda planificación o legislación que se pretenda aprobar en la legislatura conlleve un informe de impacto social, incidiendo especialmente en la legislación de carácter fiscal. Que la reforma fiscal tenga un carácter marcadamente progresivo en el que las rentas más altas asuman la responsabilidad que les corresponde.

c. Que el Parlamento y el Gobierno establezcan mecanismos de publicidad y de rendición de cuentas de carácter público y accesible.

6. Que se garanticen los recursos para poner en marcha los planes y programas que se propongan, garantizando los recursos de las Administraciones públicas, teniendo en cuenta, entre otros, los recursos provenientes de la necesaria reforma fiscal y los de la Unión Europea.

7. Que, como tercera parte de ese Pacto contra la Pobreza, se establezcan objetivos específicos y cuantificables de integración social y laboral de los grupos vulnerables, incluyendo las personas sin hogar, las personas de etnia gitana, de origen inmigrante, con discapacidad o diversidad funcional, cabezas de familias monoparentales o numerosas, personas paradas de larga duración, personas con adicciones, ex reclusos/as, personas con enfermedades crónicas y enfermedades mentales.

a. Comprometiéndose con unos porcentajes altos de inversión presupuestaria para cada colectivo, en términos de ratio de población general y de población afectada por cada problemática, de forma que se pueda cumplir con las cuatro metas de este Pacto, señaladas en el punto 1.

b. Introduciéndose, en cumplimiento de la Ley de Igualdad, la perspectiva de género en las políticas de lucha contra la exclusión social.

c. Utilizando los Fondos Estructurales y otros fondos europeos con una perspectiva social que respete y avance más allá del compromiso 20% para la lucha contra la pobreza, que ya está predeterminado por la Comisión Europea, contando con las entidades del Tercer Sector Social en el proceso de seguimiento de este objetivo.

d. Considerando a las entidades del Tercer Sector Social como agentes legítimos del diálogo civil, en reconocimiento del alto nivel de representatividad que éstas tienen con respecto a los intereses de dichos colectivos.

e. Mediante consultas públicas recurrentes dirigidas a las personas directamente afectadas, facilitando la interacción a través de Internet.

f. Poniendo en marcha estudios y mecanismos para el control de la calidad de los servicios y políticas sociales, con evaluaciones objetivas y participativas del impacto que estas tienen, a fin de mejorar la eficiencia en el uso de los recursos, la transparencia, y la eficacia.

g. Comprometiéndose a la coordinación de políticas y recursos con las administraciones autonómicas.

Anuncios

Compromiso político y colaboración con las entidades sociales para la reducción de la desigualdad en Melilla.

EAPN-Melilla (Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social) compuesta en Melilla, por 6 entidades: ASPANIES, Cruz Roja, Guelaya-Ecologistas en Acción, Movimiento por la Paz, Melilla-Acoge, y ONCE
cañada de la luna

EAPN España ha venido instando a la clase política en toda España a la firma de un Pacto Nacional de lucha contra la pobreza y la exclusión social. Después de seis años de crisis, de aumento de las situaciones de pobreza y exclusión social, y de incremento de las desigualdades se hace cada vez más imprescindible este Pacto Nacional en el que todos los grupos políticos sitúen en el centro de la agenda política a las personas en situación de necesidad. ¡Rescatemos a las personas!
La situación en Melilla sigue siendo crítica en algunos aspectos. Si la pobreza en España ha llegado a afectar a más de 13 millones de personas, el 28% del total de la población, en Melilla ese porcentaje es superior al 31%, según los indicadores oficiales del INE y de EUROSTAT que son los utilizados para la medición de la pobreza y la exclusión social para alcanzar los objetivos de la Estrategia Europa 2020. Esto es el indicador AROPE que complementa la medición de la pobreza, basada en lo monetario, con aspectos de exclusión social, combinando factores de renta (pobreza relativa), privación material severa y baja intensidad del trabajo.
EAPN en Melilla promovió un Pacto por la Inclusión Social, hace al menos tres años, que fue aceptado por todos los grupos de la Asamblea Local por unanimidad. Nuestra propuesta puede verse en:
https://eapnmelilla.files.wordpress.com/2011/03/propuestas-eapn-melilla.pdf
Finalmente, la Ciudad Autónoma de Melilla, a través de la Consejería de Bienestar Social y Sanidad elaboró el primer Plan Local de Inclusión Social de la Ciudad de Melilla 2013-2017 como consecuencia de la aprobación del plan Nacional de Inclusión social 2013-2016.
Sin embargo, a pesar de que este Plan de Inclusión Social Local lleva prácticamente dos años en funcionamiento no conocemos el grado de cumplimiento de los indicadores de las 104 actuaciones que incluye. Además, creemos importante que se establezcan unos objetivos concretos y más definidos para el período en el que esté en marcha el Plan para, de esta manera, poder hacer un seguimiento y una evaluación responsable y concreta, con el compromiso de trabajar para alcanzar esas cifras marcadas en los objetivos. Un ejemplo, en este sentido sería equiparar las cifras de pobreza severa con la media nacional, o marcarnos un objetivo concreto y factible de reducir la pobreza severa en 5.000 personas para el período 2013-2017.

Hablamos de pobreza severa en los términos del Informe Las condiciones de vida de la población pobre de la ciudad de Melilla: un estudio comparativo 1995-2009, encargado por la Consejería de Bienestar Social y Sanidad, y sobre el que se basa, en buena parte, el Plan Local de Inclusión Social de Melilla 2013-2016. Y aprovechamos para demandar más estudios como este cada cierto tiempo para que se haga factible la evaluación y el seguimiento, ya que los estudios llevados a cabo por el INE toman una muestra en Ceuta y Melilla muy por debajo de la del resto de territorios por lo que no son realmente precisos. Como decimos, según este Informe de 2009 el porcentaje de personas bajo el umbral de pobreza se situaba en 27,8% (19.875 personas). De esta proporción, un total del 19,2% (13.795 personas) estaban en situación de pobreza severa con ingresos inferiores a 243€ mensuales por unidad de consumo.

Aquello era al comienzo de la crisis económica, por lo que demandamos datos actualizados sobre la pobreza severa en particular, y sobre la pobreza y la exclusión social en general de nuestra ciudad. Debería volver a llevarse a cabo un estudio monográfico de Melilla, para evaluar la corrección o no de las medidas que se llevan a cabo en la lucha contra la pobreza y la exclusión social.

Por otro lado, ni hemos sido convocados a la Comisión de control del Plan Local de Inclusión Social 2013-2016, ni a las Comisiones de gestión y seguimiento, ni tenemos noticias de que se hayan celebrado. En este sentido, como venimos demandando durante los últimos años creemos firmemente que para el buen funcionamiento de este tipo de Planes de Inclusión, y tal y como se hace en el Plan Nacional, así como en otras CC.AA, es necesario la colaboración y participación de entidades del Tercer Sector a lo largo del proceso. Con su presencia y aportación en un espacio creado para ese fin, de manera periódica y establecida, o formando parte de las Comisiones , y no como se señala en este Plan a cuyas comisiones sólo podrán acudir las entidades del Tercer Sector en calidad de invitados, cuando así lo estimen conveniente.
Por todo ello, volvemos a mostrar nuestro ofrecimiento a colaborar con la Administración Local desde el conocimiento de la experiencia en el terreno de las entidades que componen la Red de EAPN-Melila, así como por la trayectoria y experiencia de la organización estatal de EAPN-España y EAPN-Europa.
Demandamos la obtención de información sobre el funcionamiento del Plan Local de Inclusión social 2013-2017, así cómo sobre los presupuestos que se destinarán en 2015 para estos fines.

Pacto por la Interculturalidad
Además, seguimos a la espera de saber cómo será la participación de nuestras entidades en el Pacto por la Interculturalidad. Aprobada una declaración de intenciones en el pleno de la Asamblea, ahora toca dotar de presupuesto al Pacto, que incluirá de forma horizontal actuaciones de todas las consejerías.
Según la Declaración del Pacto por la Interculturalidad que se nos envió, concretamente en: II-6 Sobre el diálogo intercultural y la cohesión social , párrafo 18º) se lee: “La Ciudad tendrá como objetivo preferente y permanente la lucha contra la pobreza y la exclusión social. Cualquier Pacto Local por la Inclusión que pudiere ponerse en marcha deberá tener en cuenta lo acordado en esta Declaración”.
Por eso demandamos igualmente información a la Administración Local sobre qué medidas se van a llevar acabo a través de este Pacto por la Interculturalidad en conexión con el Plan Local de Inclusión Social, ya que son dos aspectos, la interculturalidad junto con la pobreza y la exclusión social, que están estrechamente relacionados y deben abordarse desde una planificación integrada en nuestra ciudad de manera especial.

(Puedes escuchar una entrevista de la Cadena Ser en la que hablamos sobre el incremento de la desigualdad en España y la situación local de la Ciudad Autónoma de Melilla en el siguiente enlace:)

http://www.ivoox.com/entrevista-eapn-melilla-dia-internacional-pobreza-2014-audios-mp3_rf_3619249_1.html

La pobreza infantil, más allá de los comedores escolares

La EAPN-España ( que forma parte de la Red europea de lucha contra la pobreza y la exclusión social -European Anti-Poverty Network )  acaba de publicar su posicionamiento sobre el Fondo de 16 millones de euros dedicados a combatir la pobreza infantil.

http://www.eapn.es/noticias/378/Posicionamiento_sobre_el_fondo_de_17_millones_de_euros_dedicados_a_combatir_la_Pobreza_Infantil

Algunos de los ideas más importantes las resaltamos aquí:

1. Nos congratulamos de la materialización de este fondo que fue una aportación de recursos nuevos al Plan Nacional de Inclusión desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Tiene especial importancia puesto que las políticas sociales son competencia exclusiva de las CC.AA. y este fondo no tiene la obligatoriedad de ser cofinanciado por ellas.

2. El fondo es importante como un primer paso, pero es necesario un Pacto Nacional contra la Pobreza Infantil y su materialización en un Plan contra la Pobreza en general (…)

(…) Consideramos que, del mismo modo que se exige a las entidades sociales, estos fondos tendrían que administrarse de acuerdo con un marco lógico, en el que se identifiquen y persigan objetivos generales y específicos, para potenciar su eficiencia y su eficacia. También para que no se conviertan en un mare magnum de acciones improvisadas, inconexas y dispares.

a. En el documento pre-acuerdo de Ministros, hay directrices claras aunque muy genéricas, para respetar el ámbito competencial, sobre la utilización prioritaria de los fondos.

b. No hay indicadores de resultados, es decir qué se espera obtener y cómo se van a medir los resultados obtenidos, para poder valorar el impacto de las medidas.

c. Como lo han señalado las Recomendaciones del Consejo (europeo), es necesario mejorar la eficacia de las transferencias de rentas en la erradicación de la pobreza. Consideramos que dicha eficacia tiene que mejorarse sobre la base de una planificación consensuada, realista, consistente y coherente (…)

Desde la Red EAPN-Melilla (cuyos componentes son ASPANIES-FEAPS, Cruz Roja, Guelaya-Ecologistas en acción, Movimiento por la Paz-MPDL, Melilla-Acoge y ONCE), como ya hemos manifestado, celebramos la decisión de la Administración local de propiciar la apertura de los centros escolares durante el verano para continuar con el servicio de comedores escolares llevado a cabo durante el curso, la oferta es de 400 plazas para los menores de los colegios situados en los barrios más desfavorecidos. Constatamos que las necesidades son reales como así lo indican los niveles de pobreza y exclusión social de la ciudad, entre los más altos de todo el territorio nacional según datos oficiales, en concreto el índice de pobreza infantil supera el 40% según afirmaba la Consejera de Bienestar Social y Sanidad de la Ciudad Autónoma recientemente.

Ceuta y Melilla han sido las regiones que mejor suerte han tenido en el reparto de los fondos del Ministerio para luchar contra la pobreza infantil con 1,30 y 1,27 millones de euros respectivamente, aunque esto haya provocado una gran polémica debido a que la cuantía media asignada a cada menor varía desde los 150 euros por persona en el caso de Ceuta hasta los 2,5 euros por persona en el caso de Andalucía. Por tanto hemos de aprovecharlo bien.

De todas formas, más allá de polémicas, tanto la cuantía de las inversiones como su planificación siguen siendo bastante insuficientes. España es el segundo país de la Unión Europea, por detrás de Grecia, cuyas políticas sociales tienen menor capacidad para reducir la pobreza más allá de la cuantía económica invertida, según un informe reciente de Save The Children (utilizando datos de EUROSTAT). Además, según datos de UNICEF, el país invierte en políticas de protección a la infancia y la familia casi la mitad que la media europea: un 1,4% del Producto Interior Bruto (PIB) frente a un 2,2% de media en la Europa de los 28. Es muy significativo la gran distancia de la reducción de la pobreza en hogares sin hijos, que es de un 70% (cercana a la media de la Unión Europea) frente a menos de un 30% para las familias con niños a su cargo.

El servicio de comedor escolar en verano es realmente una medida excepcional y de emergencia ante las alarmantes cifras de pobreza infantil en nuestro país. Aún así, algunas comunidades han optado por no seguir la recomendación de la Defensora del Pueblo y no abrir los centros escolares en verano, para proporcionar una comida al día, argumentando que “visibiliza” el problema y “etiqueta” a los menores. Por ejemplo el presidente de La Rioja señala que “los niños quedarán marcados”. Desde EAPN-Melilla creemos, como en otras comunidades autónomas, que este servicio es necesario (varias organizaciones, como Save The Children y Ayuda en Acción, advierten del número creciente de niños cuya única “comida completa y equilibrada del día es la que consumen en el colegio). Sin embargo, estamos plenamente convencidos que han de ir acompañadas de otras medidas complementarias; garantizar una alimentación saludable y proteger a los menores puede ser compatible. Por ejemplo,  Canarias Andalucía y Cataluña han aprobado abrir los centros durante seis horas al día entre semana en los que ofrecerán actividades lúdicas y de apoyo al inglés que incluyen el polémico servicio de comedor. En las islas, el gobierno habilitó un programa de clases de inglés, al que acudieron 14.000 escolares, para evitar precisamente esa “estigmatización” que algunas regiones emplean como excusa.

Deberíamos seguir el ejemplo en Melilla de combinar los servicios asistenciales a la infancia con otro tipo de programas en la planificación de las actuaciones para reducir la pobreza y la exclusión social. Demandamos la participación de las entidades del Tercer Sector de Acción Social en aquellas medidas encaminadas a combatir la pobreza y la exclusión social para afrontar este problema estructural de nuestra sociedad de una manera más integral y con la mirada no sólo puesta en el corto plazo. Para ello, entre otras cosas, creemos necesario contar con el apoyo de aquellas entidades que también están en contacto diario y directo con las personas que se encuentran en situaciones de marginalidad y pobreza, en lo que se refiere al apoyo en la programación, la implementación y la evaluación  de las medidas que puedan llevar a cabo desde la administración local.

Es probable que, como señalan Cáritas-Melilla, las Religiosas de María Inmaculada y SATE-STEs, las colonias y campamentos de verano sean unas de las razones por las que hasta ahora sólo acuden unos 100 escolares al servicio de comedor programado para atender a 400 (durante el curso hay unos 480 inscritos). ¿No sería más eficaz planificar junto a las entidades sociales y así mejorar la coordinación de los servicios ofrecidos en busca de una misma finalidad ? ¿no sería más adecuado complementar el servicio de comedor escolar con programas de formación y de ocio que favorezcan la participación social infantil dándoles un mayor protagonismo y fomentando su autoestima y habilidades sociales? Las desigualdades sociales actúan a un nivel psicológico individual que influyen negativamente en el desarrollo de la personalidad de los menores. No sólo hablamos de pobreza monetaria, también de exclusión social en la participación en la sociedad de manera igualitaria, hablamos de falta de derechos y de estigmatización de los menores, muy relacionado esto último con el fracaso escolar.

Sería interesante contar con un servicio de educadores de calle, trabajadores sociales y mediadores que tengan un contacto directo con las situaciones y los vecinos de los barrios más afectados, y  no sólo durante el verano. Se debe fomentar la participación ciudadana, sobre todo en los barrios más desfavorecidos enfocándonos en propiciar el protagonismo de las propias personas afectadas,  contando con la colaboración de las entidades sociales sin ánimo de lucro. Este tipo de medidas, entre otras, pensamos que deberían de incluirse en el primer Plan de Inclusión Social de la Ciudad Autónoma y trabajarse en una Mesa Sectorial de Bienestar Social, en la que habría que poner especial interés en la protección social de la infancia. Esta inversión de 1,27 millones de euros puede ser bastante útil si la complementamos de manera inteligente con el resto del presupuesto de la administración local que es quien tiene las competencias en materias de  reducción de la pobreza y la exclusión social en última instancia.  Aprovechémosla.

Vencer la abstención, esa es la cuestión

elecciones europeas

Ya está todo dicho (o silenciado), se acaba la campaña, se acaban las oportunidades, el teatro y la puesta en escena, al menos por un tiempo… Este domingo 25 de mayo tenemos la oportunidad de hacer oír nuestra voz, de aportar como ciudadanos en busca de la mejora de la sociedad, y sería una lástima que volviéramos a desaprovecharla.

Parece que tenemos algunos problemas de percepción en cuanto a la importancia que tienen las decisiones adoptadas en el Parlamento europeo. Y digo esto porque según las encuestas o sondeos de opinión, como el último barómetro de opinión del Real Instituto Elcano una gran parte de los españoles (44%) creen que las elecciones de este domingo no son importantes, y solamente el 56% de los entrevistados manifestaba su intención de ir a votar. Probablemente uno de los problemas al respecto es la desinformación de gran parte de la ciudadanía, y a la que el tratamiento mediático mayoritario – el de los grandes medios que llega a la mayor parte de la población – así como el enfoque de las campañas de  nuestras instituciones y de los grandes partidos no contribuye mucho a paliar, más bien al contrario en demasiadas ocasiones.

El descontento social ha ido en aumento en los últimos años como todos sabemos y la desafección política es una consecuencia de ello. Las medidas de austeridad, que parecen no tener fin, y el discurso político mayoritario provocan miedo e inducen a pensar que no hay más alternativa que las que nos presentan, y en esto la Europa que tenemos tiene gran parte de responsabilidad.

Sin embargo, este domingo tenemos la oportunidad de transformar ese sentimiento de impotencia y falta de protagonismo de la ciudadanía a través de las urnas. No son ni el PP ni el PSOE los partidos mayoritarios en nuestro país, no. En realidad, el “partido” mayoritario es la abstención que supera a estos dos juntos.

No es verdad que las decisiones de las instituciones europeas no nos afectan, más bien al contrario, nos afectan y mucho, y cada vez más. En la campaña de EAPN (Red europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social) se señala que más del 80 % de las decisiones que nos afectan tienen que ver con Directivas europeas que se aprueban en ese Parlamento y que de acuerdo con el Tratado de Lisboa contará con muchos más poderes en esta nueva Legislatura. Es por ello que como ciudadanos hemos de contribuir para que esa institución nos represente más adecuadamente, y por ello debemos participar en su constitución a través del voto. En el parlamento europeo se aprueban leyes que condicionan las leyes de nuestros Estados y que inciden directamente en la vida de millones de europeos. Aspectos tan determinantes como la reforma del sector bancario, que tanto poder tiene en el continente y que demasiado a menudo determina decisiones políticas, van a ser tratados en estos años, y es una enorme oportunidad para atribuir una mayor importancia a la política sobre la economía, ya que realmente es ésta quien determina aquella y no al revés como algunos nos quieren hacer creer. Pero la política hemos de hacerla entre todos, tenemos que participar para construir la Europa que queremos.

Y es que realmente, y en relación con lo anterior, a través del Parlamento europeo decidimos cómo se gasta el dinero que nos llega de la Unión Europea. Parte de ese dinero, por ejemplo, pertenece a los Fondos Estructurales que nuestro país recibe, (que tan importantes son para Melilla) y que en la próxima legislatura ascenderán a 36 mil millones de euros para todo el territorio nacional en el período 2014-2020.El 20% de esos fondos, según recomendaciones europeas, debe destinarse a la lucha contra la pobreza, eso es un logro que debemos defender, y debemos hacerlo lo más eficazmente posible ya que somos el país más desigual de Europa (sólo nos supera Letonia, según datos de intermon Oxfam) y el el segundo con mayor pobreza infantil (por detrás de Rumanía). Y para paliar estas alarmantes cifras hemos de solucionar el dato de que España es el país de la UE cuyas políticas sociales tienen menor capacidad para reducir la pobreza (tan sólo nos supera Grecia en este aspecto, según el último informe de Save the Children).

Y es que como se sostiene desde EAPN se puede exigir al Parlamento Europeo que vigile que cualquier legislación que se apruebe no aumente la pobreza. Que toda la institución europea se comprometa a luchar contra la pobreza, en especial contra la pobreza infantil, la discriminación y la exclusión social. Se puede legislar para garantizar una renta mínima a la población europea. O podrían no hacer nada de esto, si quienes componen el parlamento no tienen que responder a estos intereses, que son los de las personas que los eligieron.

Además, en esta próxima legislatura, otras medidas políticas de gran calado se decidirán a nivel europeo, como son la lucha contra el blanqueo de capitales o el acuerdo UE-EE.UU de comercio e inversión (más conocido como Tratado de Libre Comercio) que determinarán en gran medida la vida de los ciudadanos de Europa. También se definirán objetivos en cuanto a cuestiones de energía y clima con el horizonte del año 2030 que incidirán enormemente en los nuevos modelos productivos que adoptemos y en la sostenibilidad ambiental. y, además, se tratarán temas como la baja por maternidad o paternidad y el papel de las mujeres en los puestos directivos.

En definitiva, tenemos dos alternativas en estas próximas elecciones, aportar nuestra voz a través del voto o quedarnos al margen y que otros decidan por nosotros. Hay más de 100 opciones entre las que poder elegir para que se cumplan las metas de la Estrategia Europa 2020  y con el objetivo de una Europa social que cuente con las personas de todo el continente. Si lo que realmente queremos es invertir nuestros recursos en la lucha contra las desigualdades crecientes, la investigación y el desarrollo en busca de mejores modelos productivos y de una mayor sostenibilidad ambiental, realmente hay varias opciones que defienden eso, pero con toda certeza la opción no es quedarse en casa.

Decálogo de Propuestas para las Elecciones al Parlamento Europeo

 

 

Decálogo de Propuestas para las Elecciones al Parlamento Europeo (25 Mayo 2014)

Con motivo de las próximas elecciones al Parlamento Europeo y ante el contexto de crisis de la Europa Social (la de las personas), la de la “Estrategia 2020” y frente al auge de la “Europa del Capital”, la de las grandes empresas y la de las desigualdades, la Plataforma del Tercer Sector de Acción Social en España, de la que EAPN (Red europea de lucha contra la pobreza y la exclusión social) forma parte, ha elaborado el siguiente decálogo para que nuestros representantes políticos tomen nota de ello.

Decálogo de Propuestas para las Elecciones al Parlamento Europeo

                                                                                 DECÁLOGO

1. Que el Parlamento Europeo asuma, como política transversal y como prioridad, el objetivo de reducción de la pobreza de la integración social y laboral de los grupos en riesgo de exclusión (incluidas las personas con discapacidad) y de que las políticas económicas no generen pobreza y más desigualdad.

2. Que se establezca una comisión del Parlamento Europeo que haga transversal (mainstreaming) y compruebe (screening) las propuestas de legislación europea, para que respondan a dichos objetivos de reducción de la pobreza, y que no admita acciones que pudieran poner en peligro los Derechos Fundamentales.

3. Que se revisen y amplíen las Directivas contra la Discriminación de 2000 y 2001 y se implementen de manera efectiva y transversal a todas las políticas de la UE las Convenciones de las Naciones Unidas en este ámbito, en particular la referida a los Derechos de las Personas con Discapacidad. A estos efectos, que se adopte de una vez por todas un Acta Europea de Accesibilidad ambiciosa, que abarque el diseño para todas las personas y la accesibilidad del entorno construido, los bienes y los servicios.

4. Que la Recomendación sobre Inclusión Activa se materialice en Directivas vinculantes para los Estados miembro. Es especialmente necesaria una Directiva sobre Rentas Mínimas que permitan un nivel de vida digno.

5. Que se apruebe una Directiva que establezca prestaciones económicas por hijo/a menor de edad, de carácter universal, en todos los Estados miembro, a fin de reducir la pobreza infantil.

6. Que se apruebe una Directiva sobre imposición a las transacciones financieras en la Unión Europea, cuyos ingresos reviertan en una dotación de fondos para favorecer la cohesión social y cumplir con la meta de reducción de la pobreza de la EU2020.

7. Que el Parlamento Europeo se aboque a la lucha contra la pobreza energética, estableciendo mecanismos de control para que las empresas operadoras de servicios públicos esenciales (electricidad, gas, agua, telefonía) no apliquen tarifas que impidan el acceso a las familias con bajos ingresos.

8. Que se reconozcan los servicios sociales y sanitarios de interés general como una de las principales características del modelo social europeo y que se asegure su financiación, dentro del Semestre Europeo. Es prioritaria la adopción de los estatutos de la fundación, asociación y mutualidad europeas para que el Tercer Sector pueda continuar operando en igualdad de condiciones con otros actores económicos.

9. Que el Parlamento Europeo mantenga un audiencia con las personas en riesgo de exclusión, al menos una vez al año, y establezca una agenda de trabajo compartida.

10. Que el Parlamento y la Comisión establezcan mecanismos de publicidad y de rendición de cuentas sobre la legislación europea, de forma que no sea posible adoptar decisiones que afectan a toda la población europea, sin haber explicado de manera pública y clara el alcance de las medidas a adoptar.

http://www.eapn.es/eleccioneseuropeas2014/europa/308/la_motivacion_para_votar_en_las_elecciones_europeas
http://www.eapn.es/eleccioneseuropeas2014

El barrio de la Cañada de Melilla se expresa

El pasado sábado día 8 de febrero, se celebró en el parque de la Cañada una asamblea donde muchos vecinos pudieron expresar su pesar por la falta de actividad de las asociaciones de vecinos así como la desazón que les ha causado la ausencia de diálogo con la administración local ya que, según miembros del barrio desde el primer momento han transmitido a la administración su preocupación comunicando que la situación en los distritos es grave. Según apuntan, se necesita intervenir desde el punto de vista preventivo y educativo. Para ello, si se quieren hacer las cosas con garantía de futuro, es necesario planificar desde un análisis que implique al mayor número de vecinos.

Sus peticiones se han basado en tres ejes fundamentales: La erradicación de la pobreza, la exclusión educativa y el desempleo.

Desde nuestra entidad deseamos que los vecinos sean capaces de ser transmisores y artífices del cambio que tanto necesita ese barrio y las personas que lo habitan.

ver vídeo

Sara Sanz –  La Noche es Clave – Cablemel TV

 

Sólo actuando a favor de la infancia de #Melilla, nuestra ciudad podrá tener un futuro mejor.

La pobreza infantil en nuestra ciudad es una triste realidad de la que se hace escaso eco tanto la administración local como los medios de comunicación.

Como hemos expresado en otras ocasiones, la pobreza infantil en Melilla permanece prácticamente invisible en el discurso político, social o mediático.

Tanto es así que no existe ningún espacio de diálogo institucionalizado en donde las ONG de acción social y la administración local puedan encontrarse para poner en común y construir estrategias de lucha contra la pobreza infantil en nuestra ciudad.

Eso no quiere decir que algunas organizaciones sociales de la ciudad no cuenten entre sus objetivos la lucha contra la pobreza infantil.  En este sentido cabe destacar la labor de Cruz Roja dedicando gran parte de su esfuerzo y de su presupuesto a afrontar el reparto de  1.250 desayunos semanales que se reparten entre 250 niños y niñas.

ordesaTambién nos ha sorprendido la noticia que aparecía hoy mismo en la edición del diario Melilla Hoy sobre la aportación que hace una fundación para proveer papilla infantil a familias con escasos recursos a través de una asociación juvenil.

Nos preguntamos por qué no existe un mecanismo institucional que facilite la comunicación y la coordinación entre las ONG de acción social  y la administración local que ayude a hacer un frente común hacia uno de los problemas más serios a los que nos enfrentamos en esta ciudad.

Tantas personas y organizaciones haciendo lo mejor que pueden pero sin una comunicación ni una coordinación con la administración local nunca tendrá el mismo efecto en la población si no se ponen los medios para trabajar en la misma dirección y con un objetivo común.

Esta forma de proceder es esencial si queremos una estrategia contra la pobreza, algo que de momento no se vislumbra en nuestra ciudad.

Mientras tanto, la única vía de expresión o de comunicación por parte de EAPN Melilla queda relegada a las redes sociales ya que la ciudad no se plantea abrir espacios de diálogo con el 3sector de acción social.