Declaración Final de la X Asamblea General de EAPN ES

Reunidas en Alcalá de Henares, los días 14 y 15 de noviembre de 2013 las 19 redes territoriales y 16 entidades estatales de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión social en el Estado español (EAPN-ES) declaramos que:

Estamos asistiendo a una “naturalización” de los problemas con la excusa de la crisis económica y financiera. El sistema dominante está haciendo esfuerzos ingentes en “normalizar” la situación de fractura social que vivimos. Se está agudizando la “polarización” social, y esto tiene como resultado un aumento de la desigualdad (España es el país con mayor desigualdad de toda la UE).

 Las medidas adoptadas para hacer frente a la crisis sólo han beneficiado a los causantes de la misma, mientras han atacado directamente la línea de flotación de las personas más vulnerables, acentuando su situación de pobreza y exclusión social, y están empujando al riesgo de exclusión a sectores cada vez más grandes de la población. Las políticas actuales están  generando empobrecimiento y pérdida de bienestar, debilitando la cohesión social.

 El bienestar y la cohesión social son dos caras de la misma moneda, y se consiguen a través de muchas políticas, pero, en este contexto tiene especial relevancia la lucha contra la pobreza y la exclusión social que no consiste sólo en procurar seguridad material, sino en desarrollar estrategias integrales hacia la inclusión social. Esta política constituye un elemento esencial en un Estado social y democrático de derecho.

 Vivimos un proceso histórico que reenvía el compromiso del bienestar a las posibilidades del individuo rompiendo así los lazos que en la sociedad generan cohesión social. Para sectores muy importantes de la sociedad esos bienes quedan fuera de su capacidad individual. No se trata sólo de pérdida de derechos, sino de pérdida de las condiciones de acceso a los bienes vinculados a una vida digna.

 Se ha responsabilizado al individuo de su situación en una sociedad en la que las estructuras generadoras de desigualdad y exclusión quedan absueltas de responsabilidad. Todo ello en perfecta consonancia con el cambio en la “estructura del bienestar” cada vez más remitido a la concepción individualista de la sociedad, del bienestar fundado en los logros y en la capacidad de los propios individuos.

 En este escenario de cambio de modelo social, las ONG de acción social debemos “recuperar la solidaridad” y poner el bien común en el centro. Nuestra acción debe ser constructora de un nuevo modelo que ponga el acento en los derechos sociales como base de la sociedad y la democracia. No somos herramientas auxiliares que palian el abandono de las administraciones, sino que acudimos al “rescate” de las personas más vulnerables. Y este es nuestro compromiso moral y ético con toda la sociedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s