EAPN MELILLA SE UNE AL DÍA INTERNACIONAL DE LUCHA CONTRA LA POBREZA.

Esta mañana EAPN Melilla ha lanzado su manifiesto con motivo del Día Internacional de Lucha contra la Pobreza a través de una rueda de prensa a la que han acudido diferentes medios de comunicación de la ciudad.

El manifiesto ha sido consensuado por las seis organizaciones sociales que forman esta Red Local y se ha enfatizado en la importancia de trabajar por el estableciimiento de un gran acuerdo entre todos los sectores implicados en la lucha contra la pobreza así como la creación de espacios estables de participación en los que se comparta conocimiento e información entre las entidades sociales y la Administración Local.

Reproducimos el manifiesto:

En la celebración del 17 de octubre de este año 2012, desde EAPN Melilla, hacemos una llamada a la Ciudad Autónoma de Melilla a la Administración Central y al conjunto de fuerzas políticas para que sitúen como prioridad absoluta el mantenimiento e incremento de los niveles de protección social y la reducción de los niveles de exclusión de las personas más vulnerables de nuestra ciudad.

 Las políticas sociales desarrolladas en Melilla no han logrado reducir la pobreza en los años de bonanza económica y en la crisis actual, a pesar de los esfuerzos llevados a cabo por la Administración Púbica no son insuficientes para erradicar las situaciones de pobreza y exclusión social que vive gran parte de la población melillense. Más bien ha ocurrido que nuevas personas han pasado a formar parte de los excluidos.

DENUNCIAMOS

Que las personas  más afectadas por la crisis económica están siendo aquellas que no la provocaron, pero que sí están pagando las consecuencias: los trabajadores y consumidores, las mujeres, los jóvenes, los inmigrantes, las personas con discapacidad, las familias con menos recursos y, muy especialmente, el  34,3% de personas que se encuentran en situación de pobreza y/o exclusión de nuestra ciudad.

MANIFESTAMOS LAS SIGUIENTES PROPUESTAS:

1. PACTO Y PLAN POR LA INCLUSIÓN COCIAL MELILLENSE

Hoy hay en Melilla casi veinticuatro mil personas que sufren los efectos de la pobreza y la exclusión social. Este nivel de pobreza material,  junto  con  los  retos  que  tiene  planteada  nuestra  ciudad  como  son  los  altísimos  índices  de  desempleo,  la  nueva inmigración, las dificultades para acceder a una vivienda digna, los altos índices de fracaso escolar, la creciente y compleja vulnerabilidad de diversos sectores de la población y la todavía insuficiente dotación de recursos públicos destinados a la inclusión social, llama al establecimiento de un Pacto por la Inclusión Social en Melilla.

Un pacto que suponga un gran acuerdo entre todos los sectores implicados, con objetivos, y medidas  que ayuden a dar un giro en los próximos cuatro años las cifras que hoy manejamos para disminuir la pobreza y la exclusión y avanzar en las coberturas sociales.

Para hacer efectiva una acción política social e integral, siguiendo la pauta de los Estados Europeos y el resto de autonomías, hay que concretar el Primer Plan de acción para la inclusión y la cohesión social de Melilla y al mismo tiempo crear sinergias contodos los agentes que en Melilla, tanto desde el ámbito público (gobierno de la Ciudad y Administración Central) como desde las organizaciones sociales, trabajan en favor de una sociedad más igualitaria.

Nuestra apuesta es que el Plan de Inclusión de Melilla se convierta en el instrumento estratégico que haga de Melilla una ciudad más inclusiva, una ciudad para todos y para todas. Las ciudades inclusivas, a diferencia de las ciudades integradoras, se construyen pensando en  las personas y sus necesidades. Es la  ciudad  la  que  se tiene  que  adaptar a las necesidades y aspiraciones de las personas y no las personas las que se deben adaptar a las ciudades. Pero no podemos entender las políticas de inclusión sin favorecer la participación ciudadana.

Creemos que es urgente establecer prioridades claras de cara a la erradicación de las formas de pobreza más severa y concretar los recursos y medidas de las mismas. En particular, hacer efectiva y de forma urgente la intervención contra la pobreza infantil.

Así pues, el Plan de Inclusión de Melilla ha de convertirse en el marco de referencia básico para liderar la transformación social hacia una ciudad más inclusiva y justa, facilitando la orientación y la ordenación estratégica de las políticas y recursos de inclusión y construyendo un marco de acciones para el futuro de nuestra ciudad, con la implicación de todos los agentes públicos y privados y con un compromiso ciudadano real a favor de una ciudad más inclusiva.

2. PLAN DE SOPORTE AL TERCER SECTOR

La situación de algunas entidades que conforman el Tercer Sector de Acción Social en Melilla comienza a ser delicada como consecuencia de los recortes económicos. Muchas entidades están endeudas y asfixiadas económicamente. Y padeciendo con los presupuestos de 2012 un recorte muy importante, ya que desaparecen programas previstos y muchas de las convocatorias de subvenciones han desaparecido o se han aplazado no así las personas que demandan determinados servicios.

La existencia en nuestra ciudad de un importante y diverso tejido asociativo, comprometido con el bienestar de los ciudadanos melillenses, especialmente de aquellos que tienen más dificultades, supone un potencial que contrasta con la debilidad estructural y de recursos de que disponen estas organizaciones con el fin de hacer efectiva su actuación, tanto en materia de prestación de servicios como de canalización de participación ciudadana.

En estas circunstancias, muchas entidades han paralizado o cerrado servicios que se venían realizando de forma continuada, despedido y precarizado las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras. Todo ello se traduce en incapacidad para poder seguir atendiendo el cada vez más elevado número de demandas de las personas que acuden a nuestros servicios, incrementando el número de personas con problemas e incrementando la frustración social ante la falta de respuesta a su situación de pobreza o exclusión.

Por eso, se requiere un Plan de Soporte al Tercer Sector Social (TSAS) que lo ayude a estar en condiciones adecuadas para hacer su función y ocupar el rol que le corresponde a nuestra sociedad.

Esto significa poner en marcha medidas concretas para garantizar la sostenibilidad y participación del TSAS como parte esencial en la gobernanza y en la erradicación de la exclusión social en nuestra ciudad. Para ello es necesario:

•    Reconocer el papel del TSAS en la política local de inclusión, y asegurar su participación en todas las fases del proceso de las políticas sociales de la Ciudad Autónoma: planificación, implementación, seguimiento y evaluación empezando por hacer real y efectiva su participación en el Primer Plan de Inclusión Social.

•    Establecer un nuevo modelo de financiación de las organizaciones del Tercer Sector de Acción Social que permita una financiación adecuada que garantice la disponibilidad anticipada de los recursos, la plurianualidad de los mismos, la suficiente dotación económica, la calidad en los servicios que se prestan, la transparencia en la gestión y la evaluación del impacto social que producen sus actuaciones en beneficio del conjunto de la ciudadanía.

•    Establecer sistemas de participación estables entre las administraciones y el Tercer Sector de Acción Social: con bases legales, instrumentos y espacios claros, agendas, medios, instrumentos y procedimientos.

3.- COMPROMISO CON LA SOCIEDAD MELILLENSE

EAPN Melilla, quiere renovar públicamente su compromiso de trabajo con la sociedad melillense en general y, en favor de los colectivos con más dificultades, en particular.

Este compromiso incorpora nuestra apuesta decidida por el trabajo con calidad, con rigor y con excelencia, así como el establecimiento progresivo de mecanismos e instrumentos como las auditorias y de otros para hacer efectiva la buena gestión y la transparencia de las organizaciones y el rechazo a cualquier práctica que pervierta el buen nombre de las ONG y las entidades no lucrativas de nuestra ciudad.

Este compromiso está ligado a colaborar estrechamente con el conjunto de las administraciones públicas, así como con todos los actores económicos y sociales, participando activamente en las políticas de inclusión, tanto en su concepción, como en su ejecución, seguimiento y evaluación, aportando todas las potencialidades y activos de nuestras entidades y reforzando nuestro papel como interlocutor y agente social.

Estamos firmemente convencidos de que de ésta manera, podemos cumplir mejor nuestra misión, dado que nos mueven los mismos valores, estamos implicados en los mismos objetivos y podemos desarrollar mejor nuestras potencialidades como agente social.

4. LLAMAMIENTO A LA CIUDADANÍA

Finalmente, hacemos un llamamiento a la ciudadanía melillense a participar en la vida comunitaria y en la mejora de la colectividad. A participar en las organizaciones a través del voluntariado y a ejercer la condición de ciudadanos, ya sea reivindicando unas políticas públicas que generen más inclusión y cohesión social, como siendo protagonistas del progreso social de los diferentes colectivos, especialmente de aquellos y de aquéllas que tienen más dificultades.

Porque la lucha con tra la pobreza y la exclusión social e s un trabajo de todos, la Red  se compromete a poner el mayor y mejor de- sempeño profesional y humano al servicio de una socieda melillense más justa e inclusiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s